MARÍA JESÚS BRUNA

FOTOGRAFÍA ESCULTURA CURRÍCULUM CONTACTO OBRA

EL PERIÓDICO - Joaquín Carbonell 10/01/2012

- Creo que usted es de vocación tardía.

- Sí, me di cuenta de que quería hacer cosas alrededor del arte. Estudié en la Escuela de Arte de Zaragoza y comencé a trabajar en la cerámica.

- Comencé haciendo una obra voluminosa, mezcla de industrial y huellas casi religiosas, inspirada en Petra, en los Betilos. Símbolo del nacimiento de la vida...

- Creo que ahora está en una concepción casi opuesta. ¿Y está cómoda?

- Es cierto. Me he quedado sin materia y queda la energía de las cosas, casi el esqueleto. Siempre voy buscando. Y me fío de lo que dicen de mi obra; especialmente mis enemigos, ahí es cuando despliego todas las antenas.

- ¿Cuando trabaja piensa en la venta?

- Has de convivir con el precio de los materiales, y se puede dar el caso de que tengas que cambiar tu estilo porque no puedes comprar ese material. Pero esa exigencia te puede conducir a elaborar una gran obra. Vi una exposición sobre basura que me pareció lo mejor que había contemplado. Creo que en todo caso hay que pensar en reciclar, en prolongar la vida de los materiales.

- ¿Hay un tono filosófico en su obra?

- Me gusta reflexionar. Siempre he escrito además, y tengo amigos que lo hacen. Yo creo que la obra habla directamente del creador, pero se da el caso de artistas que no saben expresarse y su obra es fantástica. Para crear es necesario viajar, conocer otros mundos distintos del tuyo. Hay que alejarse, considerar que vivimos en un mundo global.

Memoria video
  ONDAS, MÓVILES Y VARIABLES